Menu
Obra Gráfica de Sam Francis a la venta litografías comprar

Sam Francis

(25/06/1923 - 04/11/1994)

Biografía de Sam Francis

Atrás

Samuel Lewis Francis (25/06/1923 - 04/11/1994)

Sam Francis, nacimiento e inicios de su carrera artística
1923 - 1948

Sam Francis, el color como eje de expresión pictórica

Sam Francis, Samuel Lewis Francis nació el 25 de Junio de 1923 en San Mateo, California.

Fue piloto en el ejército del aire durante la Segunda Guerra Mundial. En 1943, su avión acaba estrellándose y aunque sobrevive al accidente, sufre graves lesiones.

Pasará cuatro años inmovilizado en la cama de un hospital, siendo durante esta larga convalecencia cuando comienza a practicar la pintura como entretenimiento y sobre todo las acuarelas. Comienza a pintar todo lo que ve: cielos, nubes, efectos de luz. Estas pinturas hospitalarias componen sus primeros trabajos, que consistía en un expresionismo abstracto influenciado en artistas como Clyfford Still, David Park, Mark Rothko y Arshile Gorky.

Una vez recuperado, comenzará sus estudios de arte en la Universidad de California (1948-1950). Cuando Sam Francis se inicia en la pintura, el ambiente artístico norteamericano está ya centrado en torno a los grandes maestros del expresionismo abstracto. Con esta amplia corriente podemos relacionar el conjunto de su producción, más cercana a la pintura de acción de Pollock que a los campos de color de Rothko.

En todo caso, su obra pone el acento en dos cuestiones fundamentales: de un lado, el color como eje fundamental de la expresión pictórica; de otro, la absoluta libertad del artista para llevar a cabo sus composiciones.

Sam Francis, pinturas en las que el espacio es el color
1948 - 1950

"El espacio es el color"

Tanta importancia le dio Sam Francis al color y sus formas que es frecuente relacionarlo con el tachismo, una de las tendencias del informalismo europeo que pone el acento en la elaboración de una obra abstracta fundamentada en gestos de carácter informal que acaban por crear manchas (taches, en francés) sobre la superficie del lienzo. Sin embargo, los tachistas europeos practicaron con frecuencia la monocromía y, aunque Francis no rehuyó esta posibilidad, sus pinturas, salpicadas eso sí de manchas y chorreones, suelen mostrar colores vibrantes.

En cualquier caso, la obra de Sam Francis (como la de los tachistas o la de Pollock) hace una apuesta rotunda por la espontaneidad, dando absoluta prioridad al sentimiento libre sobrela razón. Pero a Francis le gustaba explorar nuevas propuestas. Por ello en algunas de sus obras encontramos ecos evidentes del minimalismo. Menos es más, como dijo Mies.

Hasta 1949 sus cuadros estaban dominados por manchas de color en forma de células, usando el óleo aclarado o la pintura acrílica. Cuando Francis estuvo en París, sus obras eran, en general, totalmente monocromas. Pero sus cuadros de madurez sueñan ser grandes óleos con zonas salpicadas de colores brillante.

«El espacio es el color», afirmó Sam Francis, reconociendo así la preponderancia del color y sus manchas (taches) en su obra. Zonas de lienzo blanco se dejan a menudo para poder verse a través de ellas, y en obras posteriores, la pintura a veces queda confinada a los bordes del lienzo, como puede verse en sus «azules» (1967-1968), surgiendo en el centro del cuadro la «forma abierta» del blanco. En sus comienzos trabajo con manchas grandes de color y chorreados luminosos de pintura oscura. Su estilo se destaca especialmente por la síntesis que logra entre lo gestual, espontáneo y la abstracción cromática. Su pintura siempre ha revelado una sensibilidad oriental.

Sam Francis, sus últimos trabajos
1950 - 1994

Expresionismo abstracto

En la década de los años 50 se traslada a París hasta 1961, ciudad en la que realizó su primera exposición individual en 1952 en la Galería Nida Dausset. Primero recibe la influencia de Monet en unas telas monocromas en grises, blancos y negros. Después el ejemplo de Matisse es decisivo para su entrada en el expresionismo abstracto, donde demuestra un manejo soberbio del color y un nuevo planteamiento del espacio.

A partir de 1957 viaja frecuentemente por Asia y reside alternativamente entre San Francisco, Japon y Paris. La importancia del vacio en la concepcion espacial del arte oriental se deja sentir en su obra, en la que sus manchas de color juegan con el blanco del soporte para definir el espacio, bien manteniendose en los bordes, bien formando una poderosa cuadricula, bien estallando desordenadamente.

Aunque es mas conocido por sus pinturas, Francis tambien destaco como grabador y escultor. Expresándose en todos los formatos, el artista trabaja, según series, formas orgánicas o mosaicos, figuras o ropajes (1965-1969). En la segunda mitad de los años 60, Sam Francis realiza pinturas de humos coloreados, proyectados en el cielo por helicópteros.

En los años 70, el artista se interesa a la teoría del inconsciente de Jung, al esoterismo, y pinta lienzos más sugestivos; rejas, mandalas, autorretratos…más tarde Sam Francis juega cada vez más con el colores salpicando lienzos, dibujos, monotipos, sin preocupación formal (serie de Pinturas instantáneas).

Francis regresó a California durante los años sesenta y continuó pintando en Los Ángeles. Se le considera uno de los exponentes de la pintura de acción estadounidense. Durante las últimas tres décadas de su carrera su estilo de grandes lienzos propios del expresionismo abstracto fue relacionándose más con la pintura de los campos de color. Se le conoce sobre todo por pinturas murales de gran tamaño. Ejemplo de ello es un tríptico mural para la Kunsthalle de Basilea (1956).

Sam Francis muere en Santa Mónica (Estados Unidos) en 1994.

Esta Web utiliza cookies para optimizar la navegación y realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Aceptar Más información